La historia de Luis Fernando Chávez

Hazte voluntario/a Foros Historias de personas voluntarias La historia de Luis Fernando Chávez

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Autor
    Entradas
  • #1578
    Núria
    Miembro

    Luis Fernando comparte con nosotros su testimonio como voluntario:

    Por muy pequeñas que sean las cosas que hacemos, de una u otra manera estamos incidiendo en el cambio de nuestras realidades. Como voluntario soy agente de cambio social.

    «Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo», Eduardo Galeano.
    Nuestro mundo en la actualidad necesita recibir acciones de las personas que tienen el privilegio del saber o algo que aportar a la sociedad, partiendo de esta primicia retomo la frase de Galeano, quien nos dice que por muy pequeñas que sean las cosas que hacemos de una u otra manera estamos incidiendo en el cambio de nuestras realidades.
    Mi nombre es Fernando Chávez, ex alumno de un centro educativo de Fe y Alegría, tengo 20 años de edad, actualmente curso el tercer año de educación superior en la carrera de comunicación de la Universidad Centroamericana (UCA).
    En febrero de 2015 llegué a Casa Nacional Fe y Alegría Nicaragua, con la intención de sumarme al trabajo que esta obra realiza en el país, desde muy joven comencé a participar en diferentes procesos formativos y de protagonismo juvenil que esta institución acompaña, con el objetivo de desarrollar las potencialidades de las y los jóvenes, por otra parte mostrarles las realidades de su entorno para que sean conscientes y a la vez agentes transformadores.
    En este contexto es que despierta en mí un compromiso por aportar a un cambio desde lo que me apasiona «la comunicación» y que mejor manera de hacerlo a través del Movimiento de Educación Popular que formó a un joven crítico con compromisos sociales, es por ello la necesidad de poder devolver de una u otra manera los frutos de un acompañamiento en mí andar.
    Desde entonces pertenezco al voluntariado de Fe y Alegría, experiencia maravillosa que he desempeñado desde el área de comunicación, sumándome a la causa de este movimiento, transformar mediante la educación de calidad a las personas, preferencialmente a las y los pobres, llegar al lugar donde no llega el asfalto.
    Existe una fuerza creadora que distingue la condición humana; la fuerza del espíritu o voluntad, ser voluntario para mí ha significado mucho pues desde mi experiencia de vida es una manera de aportar en pequeñas cosas a un cambio, es por ello que el voluntario se convierte en protagonista y agente de cambio social para colaborar en mejorar la vida en el mundo.
    Ser voluntario es ponerse al servicio de los demás, es dar sin esperar nada a cambio, teniendo la convicción que desde lo que hacemos estamos aportando a en la transformación de un mundo mejor.
    http://www.feyalegria.org.ni/index.php/es/

Viendo 1 entrada (de un total de 1)

El foro ‘Historias de personas voluntarias’ está cerrado y no se permiten nuevos debates ni respuestas.